¿Planeas reformar tu baño y tienes dudas? En Aquore queremos darte algunas pistas para que consigas transformarlo y quede perfecto. ¡Allá vamos!

Reformar baño: dudas frecuentes

 

A la hora de reformar el baño, es normal tener multitud de dudas, sobre todo si se planea una reforma parcial o integral.

En la reforma parcial, habitualmente se cambian los azulejos, el suelo, el mueble, la mampara… mientras que en la reforma integral, se pica y se cambia absolutamente todo, incluso fontanería.

¿Qué hacer? ¿Por dónde empezar? Todo depende de tus necesidades, del resultado que te apetezca conseguir, de la edad del inmueble y del presupuesto.

Si el piso tiene 25-30 años, es recomendable cambiar fontanería y electricidad, por lo que puedes aprovechar para hacer una reforma completa en el baño y cambiarlo todo. Es decir, picar y poner nuevos azulejos, nuevo suelo, nueva mampara, quizás inodoro flotante, etc. O incluso cambiar la bañera por la ducha.

La reforma de cambiar bañera por ducha es una de las más solicitadas en las reformas para el baño. Por lo que es importante que lo tengas en cuenta, en base a lo que te apetezca.

Hay quienes tienen dos baños y prefieren dejar en uno bañera. Mientras que también los hay que prefieren poner en los dos ducha, porque les es más cómodo. O incluso podrías optar por la tendencia de baño y ducha, si tienes espacio.

Por otro lado, si la vivienda apenas tiene unos pocos años y solo quieres hacer cambios estéticos para darle otro toque, puedes centrarte en pintar los azulejos, poner un suelo vinílico y comprar un mueble flotante para el baño de los de moda. Por poco dinero puedes darle un gran cambio.

Nuestro consejo, es que antes de hacer nada te marques un presupuesto máximo para reformar cada baño. Puede ser 500 euros, 5.000 euros, etc. En base a la cantidad podrás hacer cambios estéticos o cambios profundos, dejando completamente nueva la estancia.

Pero, como te decimos, depende de tus necesidades. Cada persona tiene unos objetivos diferentes y podrías querer hacer la reforma parcial o total, dependiendo también del estado del inmueble o del resultado que te apetece conseguir.

Ten en cuenta también las calidades; bajas, medias o altas. Ante la duda, siempre al medio, buscando la mejor relación calidad-precio.

En cuanto al plazo, en pocos días puedes tenerlo completamente renovado. ¡Antes de lo que imaginas!

¿Tienes alguna otra duda para reformar tu baño? Te escuchamos.